Fuerte Quemado se encuentra ubicado en el Departamento Santa María, sobre la margen izquierda del río homónimo, cerca del límite con Tucumán, punto importante de la dominación incaica en el Noroeste Argentino, específicamente en el Valle de Yokavil. Fue declarado sitio histórico provincial en 2006.

El tipo de arquitectura denota una larga presencia humana en el sitio, permite apreciar la impronta de las culturas Santa María y Belén y la posterior influencia Inca.

En tiempos de paz ocupaban terrenos en el valle, dedicándose a la horticultura y el pastoreo, la mayoría de las construcciones pertenecen a la cultura Santa María, con la particularidad que se podía transitar por arriba, las utilizaban para desplazarse como callejuelas.
Desarrollaron múltiples obras de infraestructura: canales de riego, cuadros de cultivo, corrales para llamas, depósitos para el acopio de granos, morteros dentro de estructuras circulares y un recinto con escorias de metales que habría sido un taller metalúrgico.
En momento de conflictos se refugiaban en sus reductos emplazados en lo alto de cerros de difícil acceso (ver plano). Allí disponían de viviendas y corrales. El problema era sin duda el agua que debían acarrear desde el río. Al pie de ellos realizaban los sepulcros.
En 1618 los jesuitas, como dijimos, instalaron en el lugar la misión Santa María de los Ángeles de Yokavil, destruida en la Tercera Guerra Calchaquí de 1658-1667.

La Ventanita

En lo alto del cerro se encuentra el símbolo y la postal más conocida de estas ruinas es la llamada Ventanita o Intiwatana ("lugar donde se amarra el sol"), un portal de pircas desde donde se puede observar todo el valle de Yokavil, la población de Fuerte Quemado y sus cultivos, el río Santa María y el resto de la zona montañosa.
Primer lugar por donde pasa el sol cuando despunta el 21 de junio, durante el solsticio de invierno, un día sagrado para las comunidades locales, que suben hasta aquí para recibir al sol durante el Inti Raymi ("La fiesta del Sol").

Material generado por: Los Cabrera Comunicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.