En septiembre del 2002 vecinos del barrio formaron una comisión para recaudar fondos, con el propósito de recaudar fondos para la construcción de una capilla. El 7 de enero de 2007 se inaugura bajo la advocación de San Ramón Nonato. Para terminarla recibieron apoyo del intendente; Dr. Gilberto Santillán y de la comunidad belenista de Caleta Olivia en Santa Cruz. Recordemos la fuerte presencia de catamarqueños en esa provincia que decidieron instalarse allí para trabajar en los yacimientos petroleros.

La capilla es sencilla el frente es de piedra y el resto de las paredes de block. El techo a dos aguas y su interior de machimbrado. En el presbiterio se encuentran dos imágenes, la mayor llegó con la inauguración. Y la otra es la procesional, más pequeña, fue donada por la familia Rivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.