Cuenta la tradición popular que, a principios del siglo XVIII, llevaban la imagen de San Antonio, que hoy está en el retablo principal del templo, desde La Rioja a Tucumán. Al pasar por Coneta, que en esa época era un paraje, se rompió un eje de la carreta que lo transportaba.
Después de arreglarlo y colocarlo se volvió a romper tres veces más. Probaron repararlo nuevamente y bajar al Santo. La carreta se movilizó perfectamente. Decidieron levantar allí un oratorio porque estaba claro que su deseo era permanecer en esas tierras. Mas tarde, en 1750 se inauguró el actual templo.
Sobre el dintel del pórtico se ve tallado a mano claramente el año de construcción. También el anagrama o monograma mariano compuesto por las letras A y M que significan Ave María y a su lado la palabra Joseph en clara alusión al esposo de Maria y padre adoptivo de Jesús.
El interior es de una sola planta. Con techo a dos aguas. Posee un solo retablo construido en madera. Es de tres calles. En el piso superior se observa, en una hornacina vidriada, la imagen de San Antonio con el Niño. Siempre se los verá juntos porque el Niño visitó a San Antonio cuando era fraile y se encontraba rezando solo en su habitación.
Está vestido con el atuendo clásico de franciscano. Él es el patrono de los matrimonios, los que buscan pareja y los novios. Si visitan el templo en la semana del 13 de junio podrán vivir la hermosa fiesta san antonio de padua coneta capayan (7)patronal.
La cultura popular indica que cuando el santo no cumplía con la intercesión para conseguir novio; la joven colocaba al revés la imagen que tenía en su casa como enojo y recién lo ponía derecho cuando alcanzaba al pretendiente.
Volvamos al retablo, a la izquierda está el Sagrado Corazón de Jesús y a su izquierda Nuestra Señora del Valle, donada, según se lee por la “Familia Ponce”.
En el interior del templo vemos otras imágenes como la de Nuestra Señora del Carmen, María Rosa Mística, San Juan de la Cruz, Santa Rita de Casia, Santa Teresa del Niño Jesús.

san antonio de padua coneta capayan (10)
Sobre una de las paredes se observa una imagen de origen cuzqueño del Cristo Crucificado. Lo vemos cargado de manchas de sangre en clara evidencia del autor para querer mostrar el padecimiento de Jesús en la cruz. También vemos un hermoso tapiz de Nuestra Señora de Guadalupe.

Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.