El templo se construyó en 1915. En 2010 se lo puso en valor, reparándolo y dejándolo tal cual se lo ve hoy en día. Llama la atención por el color rosa con el que está pintado. Es angosto y sobre el pórtico, en el centro del del frontis una torre con cúpula circular recubierta de cerámica celeste y blanca.
El interior es simple, con dos hileras de bancos que dejan un corredor central. El techo es de mampostería. El retablo es de material y lo han pintado simulando mármol. Es de tres cuerpos, en la hornacina central está la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. A sus costados en peanas sostenidas por querubines se observa al Santísimo Corazón de Maria y a San Jose. En el banco del primer piso las imágenes de NS de Lujan y NS del Valle.
En una sala a la derecha se encuentra el altar del Santísimo Sacramento, este si es de mármol blanco. Desde el 2018 hay una imagen de San Cura Brochero, patrono del clero argentino.
Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.