Este templo es nuevo, se construyó a finales del siglo XX. Los 7 de agosto miles de peregrinos llegan a celebrar la fiesta de San Cayetano. De los poblados cercanos llegan las peregrinaciones, todas con la imagen de su templo.

El interior es sencillo. Detrás de altar la imagen del Cristo Crucificado resalta sobre una pared de piedra oscura.

La imagen del patrono es de bulto y lo visten con atuendos de sacerdote. Es pequeña de unos 50 centímetros aproximadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.