El dintel del pórtico indica que se inauguró el 9 marzo de 1948. La curiosidad es que da su parte trasera a la ruta. Y mira hacia adentro a un paraje desolado.
Posee un pequeño atrio con un escalón, con dos columnas cuadradas. Sin torre campanario. En su frente una placa de mármol recuerda las “Cinco décadas de trabajo fecundo y solidario, consolidando la fe y culto de nuestro pueblo”
En el interior el piso es de baldosas. El revoque interno es de barro, sin tumbadillo y techo de calas y barro.
Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.