Como una forma de unir a estos dos parajes (Ciénaga de Arriba y Ciénaga de Abajo) separados por un par de kilómetros encontramos la capilla de San Isidro Labrador, patrono de la localidad. Construida en la primera mitad del siglo XX (1937).

Tiene una estructura muy bella. Un atrio cubierto por un techo a dos aguas sostenido por seis columnas. Manteniendo el estilo campanile con arcos de medios puntos de las torres campanario que encontramos a lo largo de la ruta 40.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.