Recomendamos visitarla lejos de las épocas de lluvia (de diciembre a febrero). Se recomienda realizarlo en vehículos altos o 4x4 porque se debe cruzar un rió.

El templo data de 1847, en ese momento dependía de la parroquia San Blas de los Sauces en La Rioja. En 1900 pasa a depender de Tinogasta. Su fiesta patronal se realiza cada 14 de julio y convoca gran cantidad de estudiantes de la zona ya que el santo es el protector de estos.

El piso es de baldosa, las paredes de adobe. Recubiertas en el mismo material en su interior. De cal por afuera para evitar el desgaste producto de la lluvia. El techo es de superficie plana y lisa. Es una cubierta de cañas revestida de adobe. Se lo denomina “tumbadillo”.

El interior es de tres naves. Originalmente era de una planta, a principios del siglo XX se hicieron las laterales que terminan en retablos simples. El del lado izquierdo corresponde al Sagrado Corazón de Jesús que es de 1918 y el de la derecha a Santa Teresita.

El retablo principal no es el original, este data de 1917. Esta realizado en ladrillo. El Santo patrono esa dentro de una hornacina. Es una imagen de vestir, con atuendos de obispo.

El santo es muy importante para la orden Franciscana. Cuenta la leyenda que fue bautizado Juan. Cuando era muy pequeño enfermó gravemente y su madre lo presentó a San Francisco de Asis, el cual acercó al niñito de cuatro meses a su corazón y le dijo: "¡BUENA VENTURA!"que significa: "¡BUENA SUERTE. BUEN EXITO!". Y el niño quedó curado. Y por eso cambio su nombre de Juan por el de Buenaventura. A los costados de su imagen se ve a Nuestra Señora del Valle y a San José.
Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.