A pocos metros del templo de San Pedro, se puede admirar La Comandancia de Armas, construida en el año 1745 por Diego Carrizo de Frites. Este monumento también conserva la arquitectura colonial.

Las paredes de bloques soportaban un techo formado por vigas de madera, una cubierta de cañas atada con tientos y una mano de barro. El revoque es de barro resistente a la lluvia, el secreto está en su elaboración. A la mezcla de tierra y agua para la preparación del adobe, se le agregan hojas de pencas cortadas que desprenden un líquido viscoso que le brindan una excelente adhesión y impermeabilidad.

En su interior posee un Ostensorio pintado sobre la pared, se desconoce quién lo realizó. En la pared opuesta se puede apreciar el manto de la Virgen del Valle realizado con la misma técnica.

En el recinto se encuentran diferentes elementos utilizados por quienes vivieron En el lugar. Llama la atención un filtro de agua. Es de cerámica porosa y se utilizaba porque el agua en esta zona contiene arenas. También hay ruecas y camas
Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.