En 1945 se inició la veneración de la imagen de la Virgen de Andacollo en el barrio Santa Rosa. Se hacía en el domicilio de familia Aybar.
Un vecino imploro a la Virgen por un favor, para ello prometió levantar una capilla en su honor si se veía cumplido su deseo. En 1974 entonces se comienza la construcción del templo. La situación económica producto del llamado Rodrigazo hizo que el promesante se quedara sin fondos para terminarla.

La construcción, en ese momento llegaba hasta la altura del techo. Estuvo así parada mucho tiempo hasta que en la década de 1980 se conformó una comisión protemplo. A través de rifas y festivales se pudo juntar el dinero suficiente para concluirla. En la capilla se realizan dos festividades la de la patrona y la de Santa Rosa de Lima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.