Este monumento es una figura de mujer en estado de gravidez, mirando al cosmos junto a una muralla semicircular, rodeada de una fuente representando al culto del agua, siete megalitos en piedra pircada y en un lateral la puerta de la vida con una figura antropomorfa mirando al naciente.