La vegetación es boscosa y densa, abrigando un interesante bosque con especies particulares como cebiles, biscotes y los llamados “Arrayanes del Cerro”. Se trata de una variedad poco conocida “El Arrayán gris”, descubierto en el año 1.700 por Don Adán Quiroga.

En la misma región se encuentran vestigios arqueológicos de la Cultura Aguada de los que predominan cerámica de superficie, elementos líticos y petroglifos.

En cuanto a los atractivos turísticos se destacan iglesias y vistas panorámicas.

Durante la temporada de verano se realizan actividades culturales y deportivas, como por ejemplo el Festival de Turismo en el mes febrero.