*Termas de Fiambalá: Se ubican en el Departamento de Tinogasta, en la localidad de Fiambalá. El agua más fría alcanza temperaturas entre los 36° C y 37°C., tienen la característica de ser bicarbonatadas, silicatadas, alcalinas y sulfatadas. Son altamente sedantes y relajantes del sistema nervioso, limpian los tejidos, desintoxican el organismo y permiten una mejora en la salud.

*Complejo La Aguadita: Ubicadas en el departamento de Tinogasta. Son aguas meso termales, ricas en bicarbonatos, sodio, cloro, azufre, calcio y son completamente alcalinas.

 

*Termas de Hualfín: ubicadas en la Quebrada de Hualfín  en el Departamento Belén. Se caracterizan por alcanzar temperaturas hasta los 32 °C., son especiales para el tratamiento terapéutico de la piel, artritis, inflamaciones, ansiedad y estrés.

*Termas de Los Nacimientos de Hualfin en el Departamento  Belén: Es un manantial surgente a más de 32º, sulfatada, alcalina y bicarbonatada. Su uso terapéutico es recomendado para afecciones de la piel, artritis y otras  afecciones nerviosas.

*Termas de Villa Vil, también ubicadas en el Departamento Belén, las temperaturas que oscilan en estas son de 36° C. A diferencia de los demás complejos, estas sirven para controlar especialmente las afecciones respiratorias, anemias y neuralgias.

Como decía el antropólogo Loran Eisely: “Si hay magia en este planeta, está contenida en el agua.”