La provincia de Catamarca posee un territorio con un 70% de relieve montañoso con sierras y la Cordillera de los Andes. La presencia de las montañas en la provincia es la responsable de una gran variedad de climas, biomas y paisajes diferentes, lo que a su vez influye en las actividades humanas como por ejemplo el particular trazado de las rutas en innumerables cuestas.
En el relieve de Catamarca identificamos llanuras, mesetas y montañas. Se destacan 3 zonas geológicamente diferenciadas:
• La puna: Ocupa la porción norte de la provincia con cordilleras elevadas como la de Calalaste, grandes salares e imponentes volcanes como el Volcán de Antofalla.
• La cordillera central: Ocupa el sudoeste de la provincia. Presenta cumbres elevadas como el Ojos del Salado (de 6893 msnm), el Monte Pissis (de 6.795 msnm) y el Tres Cruces (de 6.749 msnm) entre varios otros colosos conocidos como “Seismiles”.
• Sierras Pampeanas: Ocupan el resto de la provincia y son un conjunto de sierras antiguas que forman cordones y salares como el Salar de Pipanaco.

Ríos
Entre los principales ríos de la provincia podemos citar el río del Valle, el Río El Tala, el Saladillo, el Abaucán, Salado o Colorado y Río Santa María. Estos llevan agua proveniente de la fusión de los hielos de las montañas.
El recurso hídrico en Catamarca es aprovechado en diversos diques, siendo los más conocidos el dique de Las Pirquitas, dique de Sumampa, dique de Ipizca y el dique La Cañada, obras localizadas en las cuencas pertenecientes a los sistemas del Río del Valle, de la falda oriental del Ancasti y de la Laguna Mar Chiquita.
La provincia de Catamarca posee cuencas hidrográficas arreicas, endorreicas, e incluso una cuenca exorreica.
Una cuenca arreica es la que se presenta en zonas áridas o donde existen pequeños cursos de agua que se evaporan o infiltran en el terreno hasta desaparecer. Aquí podemos mencionar la cuenca del sistema de la falda oriental del Ancasti, cuyos cursos de agua se evaporan. Situación similar sucede con las cuencas representadas por los sistemas del Río del Valle, del Salar de Pipanaco, del Abaucán, Salado o Colorado y de la Puna.
Si bien Prepuna, Laguna Verde y río Los Aparejos poseen cursos de agua arreicos, también pueden considerarse de cuencas endorreicas. La cuenca endorreica es la que está formada por ríos que desaguan en mares interiores, lagos o lagunas. Se caracterizan por ser cortos y de régimen torrencial.
Finalmente, la cuenca del Río Santa María forma parte del gran sistema del Río de La Plata, por lo que técnicamente tiene conexión con el Océano Atlántico.
Catamarca ofrece paisajes cautivantes entre ríos y montañas que permiten al visitante conectarse con la naturaleza. Una parada recomendada muy cerca de la ciudad, es por ejemplo El Rodeo, la villa turística por excelencia de la provincia, elegida tanto por locales como visitantes de todo el país. A pocos kilómetros de allí está el pueblo de Las Juntas, cuyo nombre se debe a que los ríos Las Salvias y Las Trancas se unen con un tercer afluente: Las Juntas, La Puerta. Más allá de refrescarse, en ambas localidades pueden desarrollarse diversas actividades como pesca, cabalgatas y excursiones. Otra de las localidades más visitadas es la villa de Balcozna, un paraje con una creciente actividad turística gracias a su río de aguas cálidas y un clima ideal en temporada estival.