Catedral Basílica Nuestra Señora del Valle

El templo actual es el tercero levantado en ese lugar. El primero se inauguró en 1695; la segunda construida entre 1734 y 1744. El edificio que vemos lo proyectaron, en 1859, los arquitectos italianos Carlos Tenivella y Natalio Balloca. La obra se interrumpió por la muerte del primero. Luego la continuó el arquitecto Luis Caravati. El motor e impulsor de la obra fue el Presbítero Luis Gabriel Segura. El templo se inauguró sin terminar en 1869. La obra definitiva concluyó en 1875.

Caravati modifica algunas cosas entre ellas la de sumar la Casa de Gobierno haciendo de ambos edificios todo un conjunto arquitectónico.

Declarado Monumento Histórico Nacional en 1941 es considerado como uno de los más importantes edificios correspondientes al neo-renacentismo italiano de nuestro país.

La fachada da hacia el Paseo de la Fe y la plaza 25 de mayo. Su pórtico corintio combina 8 columnas y un arco de medio punto en el centro.

Dos magníficas torres de tres cuerpos presentan sillares, lunetos y pilastras dóricas con entablamento de triglifos y metopas, culminando en chapiteles y linternillas azulejados. La altura de las torres es de 40 metros. La del Norte tiene un reloj. En la del Sur está el campanario.

Los elementos decorativos utilizados son: capiteles compuestos como remate de columnas y pilares. Las torres tienen tres secciones: la primera en basamento, la segunda que es la base del campanario, el tercer tramo más decorado y con aberturas hacia los cuatros puntos cardinales y remata en cúpulas nervudas. El revestimiento es de mayólicas francesas “Pas de Calais”, los muros de rosa, color original de la época de la construcción.

Interior del templo predominan los estilos corintio y toscano, con columnas rectangulares que sostienen los arcos y bóvedas desde el techo. Con una nave principal y dos laterales, con varias capillas cada una con un altar o vitral.

El Camarín de la Virgen:
El 5 de mayo de 1916, al conmemorarse las bodas de plata de la coronación de la imagen de la Virgen del Valle, el obispo monseñor Bernabé Piedrabuena inauguró esta obra construida por el arquitecto Isaac Lecuona.
Tiene tres naves y una bóveda de crucería. Cuatro esbeltas y delgadas columnas de marmóreos zócalos de cada lado. Su estilo es neo-románico en los arcos y neo-gótico en las columnas.
Se accede, desde el patio lateral izquierdo, por gastadas escaleras de mármol. Una se utiliza para ingresar y la otra para salir. Las paredes laterales exhiben ex votos de oro y plata. Las personas con movilidad reducida disponen de un ascensor en la parte trasera del templo. El mismo fue donado por el gobierno provincial en 1982.
Las ventanas contienen vitrales alemanes de la firma Franz Mayer & Co. En la pared norte se observan representados: el primero es el hallazgo de la imagen, el nativo le enseña la imagen a Salazar. El segundo Salazar poniendo a la imagen sobre el algodón que se incendiaba. El tercero muestra a la Virgen deteniendo a los ejércitos tanto español como nativo, para que no luchen. El cuarto es el juramento de la Virgen Patrona. Al fondo el acto de coronación de la Imagen y a los costados dos cuadros con exvotos. En la pared sur, el primero es la resurrección de la niña Ana de la Vega y el segundo es el milagro de la cadena de oro.