Se encuentra sobre la Ruta Provincial 43, a 63 km de Antofagasta de la Sierra hacia el norte, y a 221 km de Belén y 534 km de San Fernando del Valle de Catamarca hacia el sur. Cuenta con 224 habitantes Es una típica villa puneña, en constante crecimiento, con la particularidad de estar profusamente arbolada. Pese a las limitadísimas posibilidades de alojamiento, es un lugar ideal para hacer base en un viaje de aventura y conocer los espectaculares paisajes de los alrededores, en particular la caldera del Volcán Galán, cuyo cráter es el segundo más grande de todo el sistema solar.
Pequeño pueblo que sirve de portal de entrada a la puna antofagasteña, sus calles, de un trazado simple pero a la vez colmado de cultura, brindan al visitante la posibilidad de degustar un pan casero recién horneado, la compra de artesanías textiles de excelente calidad y diseño o un encuentro con la fe en la iglesia de curiosa arquitectura.