Entre las actividades relacionadas al turismo con la naturaleza, la provincia de Catamarca posee valiosos recursos naturales que permiten el desarrollo de una actividad que no requiere grandes inversiones y con la debida promoción podría ser una fuente interesante de recursos y de desarrollo local. Nos referimos al avistaje de aves. En algunas zonas ni siquiera es necesaria la construcción de observatorios, ya que resulta ideal recorrer las huellas con largavistas en mano para realizar el avistaje aunque si resultaría beneficioso la señalización del recorrido y la colocación de carteles interpretativos e informativos
Conviene tener en cuenta que estos tiempos de pandemia seguramente han “ayudado” en la preservación y cuidado de la zona, flora y fauna que allí habitan.
Algunos de los sitios donde se puede desarrollar esta actividad:
● Laguna Grande y vegas altoandinas: Esta laguna es parte de la Reserva de la Biosfera de Laguna Blanca y recientemente fue declarada Sitio Ramsar junto con otras lagunas puneñas. Es hábitat de tres especies amenazadas de flamencos: Phoenicopterus chilensis, Phoenicopterus andinus y phoenicopterus jamesi y es el sitio de anidación más austral de la parina chica P.jamesi.
● Volcán Galán: Gran laguna meso-salina de altura, donde se encuentra una de las mayores poblaciones del amenazado flamenco de James o Parina Chica (Phoenicopterus jamesi) y del raro flamenco andino o parina grande (Phoenicopterus andinus) junto a otras especies como el flamenco austral (Phoenicopterus chilensis) transformando a la zona en uno de los principales sitios ornitológicos del noroeste argentino por la cantidad y variedad de aves. El camino que se dirige al Volcán Galán pasa por el margen oriental de la Laguna Grande, casi pegado a la misma, el lugar se transforma en uno de los puntos de parada obligados para los visitantes, quienes se maravillan ante el espectáculo que brindan cantidad de flamencos, lo cual se transforma en una amenaza para las propias aves.
● Oasis de Carachi Pampa
● Laguna Blanca: Declarada Reserva Provincial de Vida Silvestre, adherida al programa del Hombre y la Biosfera (MAB), de la UNESCO. Tiene el objetivo de salvaguardar la avifauna autóctona. Debido a su gran valor biológico no sólo protege poblaciones de vicuñas, sino también 3 especies de flamencos y la biodiversidad asociada a la Puna.
● Embalse Cortaderas: Dadas sus características de baja salinidad y por estar inmerso en un ambiente de extrema aridez, constituye un excelente punto para la observación de aves acuáticas de altura y otras terrestres de la zona que acuden a beber.
● Salar del Hombre Muerto: Esta área posee una rica avifauna acuática endémica de la región de la Puna y de los Andes altos, incluyendo cuatro especies amenazadas a nivel mundial: el cóndor andino (gryphus de Vultur) y tres especies de flamencos: chilensis, P. andinus y P. jamesi.
● Laguna la Alumbrera: Posee al menos 4 poblaciones de especies amenazadas a nivel mundial: Fulica cornuta, Phoenicopterus chilensis, Phoenicopterus andinus y phoenicopterus jamesi.
● Laguna Purulla: Reúne congregaciones estivales de parina grande y posee al menos 4 poblaciones de especies amenazadas a nivel mundial: Vultur grypgus, Phoenicopterus chilensis, Phoenicopterus andinus y phoenicopterus jamesi.
● Laguna El Peinado: Tiene al menos 3 poblaciones de especies amenazadas a nivel mundial: Phoenicopterus chilensis, Phoenicopterus andinus y phoenicopterus jamesi.
Uno de los temas ambientales más preocupantes es el deterioro de las áreas y atractivos naturales por lo que es necesario establecer pautas para el desarrollo sustentable de la actividad turística en la región. También se han evidenciado serios problemas que han causado un impacto ambiental a causa del turismo espontáneo ya que suele verse que la presencia de vehículos y algunas actitudes de los turistas como tocar bocina o gritar para que las aves levanten vuelo en estampida, han ocasionado el abandono de huevos y pichones o la negativa a aparearse por parte de las aves, hechos sumamente grave tratándose de especies en peligro de extinción y que figuran entre las aves más sensibles del planeta, manifestando un gran temor y estrés ante la presencia humana, pudiendo abandonar sus colonias de cría y sitios de alimentación ante la menor perturbación.
Las especies de la puna son tan frágiles a la contaminación auditiva, visual y de todo tipo, que se debe tener en cuenta la protección de los mismos y del ambiente en el cual se desarrollan.
Actividades negativas
● Impacto de vehículos en el suelo y el ambiente.
● Perturbaciones por parte de los visitantes que ponen en peligro la supervivencia de las aves.
● Uso constante de vehículos fuera de las huellas y caminos marcados abre nuevos focos de erosión y deterioro del suelo y de la débil cobertura vegetal.
● Falta de señalización y de carteles informativos.
● Caza furtiva.

En la actualidad algunos referentes del pueblo se desempeñan ocasionalmente como guías en los sitios de gran valor ambiental y paisajístico, lo cual los convierte en guardianes del medio ambiente.
Recuerde:
* Llévese fotos y no fragmentos de bienes culturales protegidos como recuerdo de su viaje.
* A su regreso, haga crónicas honestas de su viaje y difunda sus experiencias positivas.
* Reduzca su impacto ambiental cuidando los recursos de la naturaleza, especialmente lagunas, vegas y humedales.
* Respete la vida silvestre y su hábitat natural.
* En las áreas protegidas, no se salga de las zonas de acceso permitido a los visitantes.
* Deje tras de sí una huella mínima y una buena impresión.
* Llévese su basura, las latas y vidrios pueden actuar de lupa y provocar incendios.
* Cuide nuestro medio ambiente.