Las dunas de Tatón se encuentran ubicadas en el departamento de Tinogasta, a 280 km de la ciudad Capital. Una vez llegado a Fiambalá se deberá tomar la ruta provincial 34 y pasar por las localidades de Saujil y Medanitos, y desde allí transitar 30km aproximadamente hasta llegar a Tatón. El lugar puede conocerse de forma particular o mediante alguna de las excursiones que se ofrecen en Tinogasta o en Fiambalá.
Ubicadas en las cercanías del pequeño pueblo de Tatón, se encuentra este mar de dunas majestuosas que oculta un tesoro: “Federico Kirbus”, la más alta del mundo. Posee 1.230 metros, su base está a 1.615 metros sobre el nivel de mar y su cima a 2.845 metros. Es casi un 30% más elevada que la “Duna Grande”, que se alza en Ica, Perú. Sin embargo, la totalidad de esta formación geológica es impresionante, tanto, que sus dunas fueron calificadas por el geólogo Alfred Stelzner como “glaciares de arena”.
Las actividades preferidas de quienes visitan la zona son el sandboard y las travesías en 4x4. De hecho, el lugar siempre fue elegido para el recorrido del rally Dakar y es seleccionado por muchos pilotos para prepararse antes de la competencia. Quienes prefieran la tranquilidad pueden dedicarse a caminar o a sacar fotos: el paisaje es alucinante.
Consejos a tener en cuenta: ir al atardecer, llevar agua y tener cuidado con las piruetas. Las dunas invitan a trepar y pegar volteretas en el aire, pero la arena puede ser traicionera con los tobillos.
Para cuando sea seguro volver a viajar, hay que saber que las dunas se pueden visitar todo el año.

Fotos: Facebook: @tatonoasis 

Foto Banner : Lepe Olmedo - Sitio Web: www.lepeolmedo.com