El Campo de Piedra Pómez es una Área Natural Protegida desde el año 2.012, aunque muchos coinciden con que cuenta con insuficiente protección. Por ello, aunque existe un decreto que reglamenta qué se puede hacer y qué no se puede hacer en el lugar, ante la falta de un guardaparques ubicado en el sitio, hoy en día es posible toparse con gente que ingresa con sus vehículos 4x4 hasta las mismísimas formaciones, deteriorándolas, y hasta empresas mineras interesadas en realizar estudios de prospección en las cercanías.
El 01 de octubre del año 2.018 se establecieron guardaparques de la Secretaría de Estado de Ambiente que prestan servicios en el Campo de Piedra Pómez.
Se trata de Jésica Peralta, Cristian Quipildor, Eduardo Rodríguez y Diego Salva. Cumplen funciones relacionadas al cuidado y protección del sitio, haciendo cumplir las reglamentaciones vigentes a cada visitante o turista. Para ello cuentan con vehículos y oficinas en El Peñón y en la villa de Antofagasta de la Sierra.