Antofagasta de la Sierra, puna catamarqueña, ubicada entre los 3000 y 4000 msnm., hace millones de años el activo vulcanismo en la zona conformo el paisaje del Campo de Piedra Pómez. Pocos lugares de Catamarca han sido tan promocionados durante los últimos años como el Campo de Piedra Pómez y la razón es justificable: son 75 mil hectáreas de piedra pómez conformando uno de los marcos paisajísticos más extraños del mundo.

Nos ubicamos:
El lugar se sitúa en el norte de la Provincia a una distancia de 532 km aproximadamente de la ciudad Capital de San Fernando del Valle. Su ubicación le confiere un clima árido y muy escasa vegetación correspondiente a las eco regiones también denominadas puneña y altoandina respectivamente.
La localidad más cercana es El Peñón, un pequeño pueblo de 263 habitantes que desde hace 20 años aproximadamente comenzó a recibir personas interesadas en conocer aquél lugar que es una verdadera maravilla de la naturaleza.
Hoy en día, El Peñón se está convirtiendo en un destino turístico que recibe turistas de lugares de todo el mundo que quieren conocer este lugar "de otro mundo”.

¿Cómo se formó el Campo de Piedra Pómez?
Según estudios científicos se cree que se formó alrededor de cien mil años atrás como resultado de procesos endógenos (originados en el interior de la corteza terrestre) que favorecieron un activo vulcanismo en la zona. Así, las emisiones del volcán Blanco o Robledo, ubicado en las cercanías hacia el sudoeste, representaron la fuente de la pumita que solidificó donde hoy se encuentra el Campo de Piedra Pómez. Con el pasar de los milenios, el accionar de los procesos exógenos (fenómenos meteorológicos) produjo la erosión del material que lo fue moldeando y dándole su forma actual.

El Campo de Piedra Pómez es una Área Natural Protegida desde el año 2012, aunque muchos coinciden en que no cuenta con suficiente protección como la falta de un guardaparque permanente en el lugar, por lo que hay gente que ingresa con sus vehículos 4x4 hasta las mismas formaciones, deteriorándolas, como así también empresas mineras interesadas en realizar estudios de prospección en las cercanías.

 

Estando en el lugar, te aseguro que tus sensaciones allí son más intensas de lo que esperabas: el asombro por la inmensidad te producirá una sensación que se combina con todos tus sentidos. Subirás hasta un punto alto donde podrás apreciar la inmensidad del campo que se extiende hasta donde la vista llega mientras la brisa te refresca y te calma de la intensa radiación solar. Caminarás, un poco cansado si aún no te aclimataste a la altura de la puna y verás una especie de grava que cubre las partes bajas, si eres un buen observador reconocerás olas de ese material a lo lejos. También podrás apreciar un verdadero parque de esculturas naturales, hecho de piedra pómez lo que parece un campo de juegos gigante para adultos. Posee varios circuitos para recorrerlo, como los “Gigantes de Piedra Pómez”, “La Lagunita Escondida” y los “Balcones de Laguna Purulla”. Es realmente increíble.
Pero lo importante es la visión de un mar blanco congelado y, a la vez, ingrávido que sorprende a quienes los visitan y lo describen como “el paisaje más exótico y deslumbrante que jamás se haya visto”. Respire hondo…inhale…exhale profundo…caminar entre cañones cansa… agita… la respiración se acelera, pareciera que el oxigeno no alcanza, quizás solo falte un poco de aclimatación.

Tanta inmensidad… tanta intensidad…y en medio de eso…el ser humano…pequeñito…casi insignificante.

Toda la puna es un área sensible, respétela, protéjala y recuerde que en el lugar solo debe quedar la huellas de sus pies, y si es posible tampoco eso.

Recomendaciones para tener en cuenta:

Guías:
 Los guías que acompañen la excursión deberán dar aviso al Guardaparque encargado del área o el que esté más cercano al área protegida, informando acerca de las actividades de su itinerario, y recorrido estipulado.
 Debe informar al turista sobre el pago de entrada al área protegida, como así también las limitaciones y/o restricciones del lugar.
 El guía como colaborador del sistema de protección ambiental, se encuentra obligado a informar fehacientemente a la autoridad de aplicación, toda anormalidad, irregularidad o circunstancia que considere relevante.
 Colabora en la recolección de residuos que se generen durante el desarrollo de su actividad, debiéndose retirar los mismos fuera de las zonas protegidas.
 Cuando el recorrido se realiza en vehículo, el mismo, respeta las indicaciones sobre las huellas y caminos habilitados para transitar.
Turistas:
 Procurar obtener información previa del área que se pretende visitar, en sitios oficiales o mediante personal calificado para brindar dicha información. Informarse minimiza los impactos negativos que se puedan generar en las áreas protegidas por desconocimiento.
 Informar al guardaparque los recorridos a realizar.
 Respetar las pautas que establece el guardaparque para cada sitio.
 Pagar las entradas a cada área protegida.
 Respetar la cartelería informativa y normativa.
 Queda prohibido inferir en la dinámica propia del ecosistema. No se puede alimentar la fauna, ni acercarse intentando tomar contacto con especies silvestres. Tampoco se permite realizar ruidos excesivos (bocinas, alto volumen en música de vehículos, escapes libres, etc) ya que se vulnera la estadía de las especies en el área.
 No sustraer del lugar rocas, piezas arqueológicas, flora y fauna. Los mismos son patrimonio de ese sitio, cumplen su función y mantienen un equilibrio ecosistémico.
 Circular solo por caminos habilitados y/o huellas indicadas mediante cartelería o informadas por el guardaparque encargado.
Las actividades turísticas que se realizan dentro del lugar son netamente de bajo impacto (caminatas, avistajes, fotografías, entre otras) promoviendo así la sustentabilidad del área natural protegida.
Guardaparque:
 Es la autoridad dentro del área protegida (contemplada en los art 28,29 y 30 de la Ley Provincial N°5.070)
 Realiza el cobro de entrada al área.
 Puede supervisar que los vehículos que ingresan al área no se encuentren en malas condiciones, evitando que los mismos pueda afectar el ambiente (derramar líquidos tales como aceites, combustible, gases tóxicos por el caño de escape, etc); o bien que puedan llegar a perjudicar el viaje del turista dejándolos varados en su recorrido.
 Puede sancionar acciones que atenten contra el sitio y el ecosistema. Realiza tareas de control; informa al guía y/o a los visitantes acerca de las restricciones del área brindando la mayor cantidad de recomendaciones, a fin de que la estadía de los visitantes sea amena, generando el menor impacto en el entorno.
 Protege los recursos que se encuentren en el área.
 Mantiene comunicación entre diferentes organismos u actores relacionados a su campo de acción, como ser Gendarmería Nacional, Policía de Catamarca y Municipios.
 Asiste a los visitantes en primera instancia, frente a un percance que afecte a su salud y/o vida.