Un relieve ondulado que se eleva y cae en depresiones llanas rodea a la Villa turística de Alijilán ubicada en el departamento Santa Rosa a 95 km de San Fernando del Valle de Catamarca. Existen varias rutas por las cuales se puede llegar hasta esta hermosa localidad, pero la más cómoda y cercana desde la capital es por medio de la ruta 38 cruzando por la cuesta del Totoral, luego por ruta nacional 64 hasta la localidad de los Altos y luego por la ruta Prov. 21 hasta llegar al destino. Alijilán es uno de esos lugares que no se puede dejar de visitar si transita por el este de la provincia.
Esta localidad fue fundada en el año 1748, su nombre deriva según algunas versiones de la lengua Quechua “ALIQUILA" que significa árbol frondoso.
La zona de Alijilán se encuentra en la eco-región de yungas, con el distrito dominante de selva pedemontaña, cuyo principal ejemplar que representa a esta región es el cebil, formando extensas áreas selváticas junto a otro árbol representativo de las yungas como lo es el lapacho rosado. También existen áreas menores entre las selváticas donde predominan especias arbóreas como de Chaco serrano como el horco quebracho, palo borracho, tala y algarrobo blanco. Esto se debe a que en algunas zonas la humedad de las lluvias no llega de la misma forma y también debido a que la zona de Alijilán es una transición entre el Chaco Semiárido, Chaco Serrano y Yungas. Hacia el oeste se encuentra la sierra de la viña, que corresponde al sector norte de la sierra de Ancasti, al suroeste de la localidad se encuentran unas pequeñas montañas que corresponden a las sierras de Alijilán. Todas estas zonas serranas están cubiertas por selvas de yungas, lo que hace que el paisaje de la zona sea muy verde en épocas de verano.
Este lugar tan hermoso y agradable de nuestra Provincia se caracteriza por ser una zona agrícola ganadera, donde sobresale la producción de cítricos y otros frutales como arándano, durazno e higueras. Haciéndolo tan bello, su red de acequias por donde el agua corre serpenteante alimentando cada plantación y convirtiendo esta tierra mágica en un lugar productivo. Alijilán es una de los más antiguos asentamientos del departamento y se convierte en un destino turístico ya que es un lugar que cautiva las miradas de cualquier visitante que puede disfrutar de todas las maravillas que ofrece esta región. Sin duda es ideal para quienes deseen alejarse de los ruidos y estar en comunión con la naturaleza, respirar aire puro y disfrutar de un paisaje único e inolvidable.
Cautivando a sus visitantes, su belleza paisajística se complementa con una obra de ingeniería que la hacen aún más atractiva, a pocos kilómetros de la ciudad se encuentra el Dique La Cañada que forma un imponente espejo de agua que rompe con los tonos verdes y amarronados, regalando un cristalino azul que seduce las miradas de los visitantes. Este escenario apacible convoca a los amantes de la pesca, una de las actividades más desarrolladas de la localidad y para quienes deseen admirar la combinación perfecta de la flora y la fauna, se pueden emprender caminatas por la costa o deleitarse con un apasionante safari fotográfico.
ALIJILÁN Te invita a disfrutar de experiencias al aire libre y aventuras como paseos en Kayak en el Dique La Cañada, paseos en bicicleta por paisajes increíbles como El Estanque, Manantiales y Las piedras Pintadas. No dejes de ser parte de este increíble lugar en nuestra querida Catamarca.