Aconquija nos muestra picos nevados durante todo el año, trepan hacia el cielo y se dibujan sobre el horizonte del Departamento Andalgalá. Montañas por doquier dominan el relieve impactante de esta región, entre las que se alzan pintorescos pueblitos.
“La luna cerca de la nieve”, como indica su nombre en lengua aborigen, ostenta postales únicas en las que se combinan los ríos de deshielo, el verde de los cultivos agrícolas, algunos bosques que se extienden desde la limítrofe provincia de Tucumán; todo matizado con el aire puro del noroeste.
Con no más de 3.000 habitantes, estas localidades estallan de serenidad y ofrecen todos sus encantos naturales para que el visitante se deleite con la exuberante belleza de sus paisajes. Opciones aventureras como el trekking y mountain bike, disfrutando de la naturaleza, permiten entrar en contacto directo con el ambiente de la cadena de Aconquija. Quienes prefieran actividades más relajadas pueden emprender caminatas o cabalgatas, ideales para admirar la combinación de la flora y la fauna autóctona.
Su patrimonio natural posee, entre sus recursos más importantes un bellísimo escenario paisajístico y un microclima fresco y benigno, una fauna muy variada y autóctona que habita en las altas cumbres de sus sierras como: guanacos, gatos onza, pumas, osos meleros, chanchos del monte y también perdices de todo tipo, como la famosa de alas coloradas, aquí conocida como guaipo. Este maravilloso lugar posee además un interesante trazado urbano con áreas residenciales y a orillas del Río “El Campo” podemos encontrar pequeñas villas urbanizadas entre ellas: Buena Vista, El Alamito, El Lindero, La Mesada, Alto de Las Juntas, Las Rosas, El Charquiadero, Río Potrero y Las Pampas.
La belleza imponente del valle catamarqueño se destaca por la magnificencia de sus cumbres nevadas, que por cierto son las más altas y esplendorosas del sistema de sierras pampeanas.

Atractivos Turísticos

• Planetario Municipal “Janaxpacha Huasi”
Invita a explorar, a través de telescopios profesionales, el mundo de los astros, los planetas Venus y Júpiter, los cráteres y cordones montañosos de la Luna.
Ubicado en la localidad de Aconquija, entre los parajes de El Pantanito y El Durazno, a 150 km de la capital provincial y a 2.000 m.s.n.m. Permite descubrir un cielo que se muestra en todo su esplendor.

• Pucará de Aconquija
El Camino Real, se extiende desde el sur de Colombia hasta Chile, a lo largo de más de seis mil kilómetros. Su nombre en quechua es Qhapaq Ñan, columna vertebral del imperio inca. En la Argentina atraviesa siete provincias (Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza), en un tramo de 118,5 km, después de pasar por Ecuador, Perú, y Bolivia. Buena parte discurre entre los 3.500 y 5.000 m.s.n.m, a su paso va conectando parajes, centros administrativos y religiosos, zonas agrícolas y mineras.
Un hilo de Ariadna andino, absolutamente americano. Por su alto valor arqueológico, entre otros, el Qhapaq Ñan (aquí renombrado Sistema Vial Andino), fue declarado Patrimonio Mundial en la sesión de la Unesco realizada en Doha, Qatar, el 21 de julio de 2014.

• Balneario Municipal
Posee una gran pileta, con un excelente servicio de cantina y buffet, quinchos y asadores, bañeros profesionales, que garantizan el resguardo de los que disfrutan del agua.