La iglesia que encontramos en este pueblo no es la original del siglo XIX. Esa se destruyo por el paso del tiempo. La actual data de mediados del siglo XX. Esta en el extremo Sur de un amplio predio.

Para su construcción se utilizó piedra para los cimientos. Las paredes son de adobe y columnas de cemento las sostienen. Es de estilo neocolonial y posee una sola torre campanario en el ala izquierda.

Su interior es sencillo. La pared del presbiterio posee una triple hornacina. En el centro una imagen de Jesús Crucificado sobre el sagrario. A sus costados San José y Nuestra Señora del Rosario, extrañamente sin el clásico hiyab (el pañuelo que cubre el pelo y el cuello).

No hay datación respecto a la imaginería. Podemos inferir que, buena parte de ella es del siglo XVIII. Al mismo tiempo se puede apreciar el amor de la feligresía hacia ellas por el cuidado en los detalles. Por ejemplo sus capas, vale la pena detenerse a observarlas, se encuentran en las paredes laterales. Como así también el cuadro de Nuestra Señora del Valle, pintado en 1995 por Ariel Muñoz, que se ubica sobre el pórtico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *