Se accede con guía local y en vehículos altos o 4×4
Ingresar a Tatón da la sensación de estar en otro espacio temporal. El de épocas antiguas de cuando la tierra no estaba castigada por el accionar del hombre blanco. En medio de cerros, caminos serpenteantes, vadeando del rio se llega hasta la Puerta de Tatón. La capilla se construyó como resultado de la fe de miles de peregrinos que veneran al Señor de la Agonía.
027-Taton-Capilla Señor de la Agonia (2)

Olga Gonzalez es quien puede narrar la historia, ella es quien mantiene el lugar tal cual lo vemos. Entre vides, manzanos e higueras asoma, elevado el Oratorio. Luego de subir poco mas de 25 escalones se ingresa a la construcción donde se respira paz y amor.

El relato señala que a mediados del siglo XX vivía en el lugar la familia Morales. Entre ellos vivía Rosa Bautista Morales, quien desde pequeña mostraba una profunda fe. En enero de 1946 su madre le encarga viajar hasta Medanitos (a 25Km de distancia) para comprar alimentos. Allí fue Rosa Bautista montado en su burro a realizar la tarea. Salio de madrugada para evitar el calor del mediodía.

Al llegar al río Abaucan, se detiene para refrescarse y que el animal bebiera agua fresca. De pronto vio que en las arenas, bajo el agua, algo brillaba. Al desenterrarlo comprobó que se trataba de Cristo Crucificado. Sorprendida por el hallazgo relató, mas tarde, que solo atinó a rezar y agradecer por lo que le había sucedido.

Al regresar, luego de cumplir con la tarea encomendada, cuenta la historia. Sus padres relatan lo sucedido al párroco de Fiambalá y deciden construir el Oratorio que hoy vemos.

Años después Rosa Bautista Morales, viaja en busca de oportunidades a Comodoro Rivadavia donde fallece a los 60 años.
Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *