Los orígenes de este templo se remontan al pequeño oratorio Nuestra Señora de los Dolores, reemplazado más tarde por una capilla construida por el presbítero José Joaquín de Acuña. El 31 de agosto de 1847, se inauguró ese templo.
Fue el puntapié de la villa, en torno a ella se construyó la plaza, se trazaron calles. En un comienzo la población rindió culto a San Ramon Nonato, ya que en su día se inauguró la capilla. Mas tarde Acuña creo la Cofradía de Nuestra Señora de las Mercedes, difundiendo su devoción entre la feligresía.
El templo es típicamente colonial, con paredes gruesas de ladrillo, piedra y adobe, Fray Mamerto Esquiu predicó en ese templo. Después del sismo de 2004 estuvo cerrada por 7 años.
Producción: Los Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *