El departamento Fray Mamerto Esquiú, que tiene un gran potencial que va desde las bellezas naturales como un gran espejo de agua, un río que lo atraviesa en casi toda su extensión, campings, servicios gastronómicos y nuevas plazas hoteleras.

La municipalidad de este departamento concesionó tiempo atrás a manos privadas el camping de Las Pirquitas y el de La Carrera, y ambos ya se encuentran en pleno funcionamiento, con un costo de ingreso para las personas mayores de 12 años de $20. El primero de ellos cuenta con más infraestructura y mejores servicios, y al segundo le faltan algunos trabajos –que deben correr por parte del concesionario- para ponerlo a punto.

Para la temporada, el municipio trabaja para inaugurar en poco tiempo el primer natatorio municipal que se construye en el Polideportivo ubicado en la localidad de San Antonio. Por otra parte, el intendente Guillermo Ferreyra anunció la adquisición de un banano o también conocido como banana board, un deslizador inflable con forma de banana que es arrastrado por una lancha a motor, que estará en el dique de Las Pirquitas y pondrá en funcionamiento la lancha con la que cuenta para paseos familiares en el lago.

Por otra parte, Ferreyra anunció que en febrero se habilitará la primera etapa de la Hostería ubicada en la encantadora villa veraniega, que fue concedida por la provincia a la comuna tras años de abandono, que consistirá en el servicio gastronómico y algunas habitaciones.

En cuanto a las inversiones privadas, éste es uno de los departamentos en donde más creció el rubro alojamiento y esparcimiento.

De hecho en la actualidad cuenta con 8 alojamientos (hoteles y cabañas) con una capacidad de 290 camas, con la particularidad de que todos tienen pileta. Según se pudo conocer, para enero estos lugares ya cuentan con reservas. El promedio de una tarifa para alojarse en uno de estos hospedajes es de $500 por persona, casi la mitad de lo que puede costar en uno ubicado en la ciudad capital de similar calidad de servicio.

En relación con la oferta gastronómica, en los últimos tiempos se instalaron en esta región varios bares y restaurantes, sobre todo en la localidad de San Antonio, ofreciendo una variedad de comidas que pueden arrancar desde los $120, que cuesta una pizza, hasta los platos más sabrosos. Pero también en este departamento, ubicado a solo 10 kilómetros de la Capital, se pueden encontrar lugares para la recreación, como por ejemplo la Laguna Victoria, que ofrece actividades como paseos en hidropedales, eventos deportivos, y comida rápida. En La Plaza de San José y de San Antonio los fines de semana se realizan ferias artesanales con espectáculos artísticos; en la primera se pude practicar tirolesa.

Además, hay otras opciones como un recorrido por sitios históricos como la Casa Natal de Fray Mamerto Esquiú y otras iglesias que son monumentos históricos; el Camino Real, además de sus fiestas y festivales populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *