Se encuentra en la localidad de La Tercena, construido en 1793 por los esposos Luis Segura y Francisca María Cuba. Contiene en su interior una imagen de factura peruana del Señor de los Milagros y la pila bautismal donde fuera bautizado Fray Mamerto Esquiú.
Allí mismo recibieron también la primera eucaristía otros dos obispos. Luis José Gabriel Segura y Cubas hijo de quienes construyeron la capilla. Gabriel fue Obispo de Paraná. El otro fue Mariano de Jesús Rizo Patrón, obispo de Salta. Esto representa un hecho inédito en la historia del arzobispado argentino.
Construida originariamente sin torre, el atrio está protegido por el avance de la cubierta y de las paredes laterales. Su techumbre que cobija el acceso se prolonga hacia el costado derecho formando una galería exterior sostenida por seis columnas de fuste liso y capiteles dóricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *