Muschaka fue un complejo minero que desarrolló una intensa actividad entre los años 1902 y 1914, siendo sede de una empresa multinacional (Cooper Company),  que fundía mineral de cobre extraído de los cerros de Minas Capillitas. En este sitio se pueden apreciar los restos de los antiguos hornos de fundición, chimeneas, playones con toneladas de escoria descartada, parte del imponente cable carril de 33 km de longitud, la antigua capilla  y otras construcciones que son testimonio de esa floreciente actividad que repercutió en la economía regional. Actualmente se ha acondicionado el lugar para acceder a los diversos espacios  en los que se desarrollaba la actividad minera y desde donde se puede apreciar  toda la magnificencia del amplio Valle del Conando.