El evento, enmarcado dentro del cicloturismo, promete contar con un panorama inmejorable como es el que brinda la cuesta de Minas Capillitas, considerada como la más extensa de Sudamérica, además de disfrutar de un día a pura adrenalina.

El secretario de Deportes andalgalense, Marcelo Villagra, explicó que “nosotros este año nos  hemos propuesto ajustar todo lo que es el tema de la atención, ya estamos trabajando en toda la parte logística, el tema del transporte, del equipamiento, el tema de la comida va a estar a cargo nuevamente de la comisión de la iglesia”.

Por su parte, Pablo Galián, integrante de la Asociación Andalgalá Pedalea, se encuentra promocionando el evento que ya ha despertado interés en bikers y pedalistas de diferentes puntos del país.

En este sentido, explicó que “hay mucha gente nueva que quiere venir a hacer el desafío, gente que ha venido el año pasado y ha quedado muy contenta, tuve contacto con dos grupos grandes de la ciudad de Santiago del Estero, tengo amistades en Tucumán, la gente de Belén, ya estamos haciendo el tema de la invitación, de los requisitos, la inscripción, las autorizaciones en caso de ser menores, vamos a armar un cronograma para empezarlo a distribuir”.

Cabe señalar que el 25 de marzo se partirá en horas de la mañana para arribar a Minas Capillitas en horas de la siesta, y pernoctar esa noche allí para regresar el 26 en un descenso controlado.

El valor de la inscripción aun no fue definido, aunque las expectativas crecen, por la aventura, y por lo que significa esa cuesta para los andalgalenses, en términos de historia, extensión, altura y paisaje.